¿Por qué llamarlo fracaso cuando puede ser Multipotencialidad?

¿Te has sentido alguna vez completamente perdido? ¿Tienes la sensación de que no acabas de encontrar tu “lugar” profesionalmente hablando? ¿Te cuesta decidir a qué dedicarte o qué hacer el resto de tu vida? Puedes que seas una persona multipotencial.

Supongamos que hay muchos campos que te atraen, te gustan varias carreras, encajarías en trabajos muy diversos y tienes muchas ideas sobre las que te gustaría crear un negocio, déjame decirte que no tienes ningún problema y que, al contrario de lo que muchos puedan decirte, no eres ningún fracaso.

La historia de mi vida podría resumirse con un rotundo sí a todas las preguntas anteriores. A menudo me sentía muy, muy perdida. Me emociono e involucro rápidamente con muchísimos temas que aparecen en los lugares y momentos más insospechados. Me cuesta mucho decidir qué hacer y, sobre todo, descartar opciones que me resultan igual de atrayentes. Y, por supuesto, he dado mil vueltas en el mundo del emprendimiento online.

He escuchado más de una vez en mi vida eso de “a ver si te centras de una vez por todas”, “qué pena, con lo lista que eres y terminarás sin hacer nada de provecho”.

Me he sentido mal, frustrada, enfadada conmigo por no cumplir las expectativas de los demás y por no ser capaz de llegar a todo aquello que “se esperaba de mí”. Pero hace unos años descubrí que lo mío tenía un nombre y que, no era precisamente algo negativo todo aquello que sentía, sino que ESO me confería una suerte de superpoderes especiales. Diagnóstico: soy multipotencial.

¿Pero qué demonios es la multipotencialidad?

Yo lo veo como una capacidad que tienen determinadas personas que les permite desarrollar habilidades de manera muy rápida. No es que seamos más inteligentes que los demás, es que somos curiosos. Todo nos llama la atención y no nos quedamos en la superficie. Ahondamos en cada tema hasta que, consciente o inconscientemente, sentimos la necesidad de saltar al siguiente.

Ser multipotencial no significa necesariamente ser multitalentoso, multihabilidoso… La palabra potencial es un concepto lleno de posibilidades. Podemos desarrollar esas potencialidades o no, nada está escrito. Puede que ahora mismo no hayas descubierto aún que están ahí, pero por experiencia te digo que aparecen de la nada y en cualquier momento.

Todo esto nos lleva a desarrollar una técnica especial para aprender rápidamente conceptos y áreas que nos resultan interesantes pero no sin esfuerzo previo. Podemos llegar a saber de tantas cosas que, aunque aisladas parezcan inútiles, juntas pueden hacer que encontremos soluciones creativas y novedosas a ciertos problemas.

Pero cuidado, no pierdas el foco

Tenemos que tener mucho cuidado porque corremos el riesgo de dejarnos llevar por cantos de sirena, podemos llegar a no saber diferenciar lo accesorio de lo importante. Además, debemos centrarnos en destacar en un mundo cada vez más hiperespecializado y, eso, no es nada fácil.

Por otra parte, debemos luchar contra una baja autoestima que puede que arrastremos. Recuerda que llevamos tiempo sintiendo una presión externa para que nos centremos que, incluso, hemos llegado a pensar que algo estaba mal dentro de nosotros. Es hora de liberarnos, de aceptar que podemos cambiar y no pasa nada. Podemos empezar algo y dejarlo cuando nos apetezca sin que ello afecte a nuestra valía profesional ni, por supuesto, personal.

¿Cómo sé si soy multipotencial?

Hay pistas que te van llegando, indicadores claros que te hacen sospechar, pero hay varias formas de saberlo a ciencia cierta.

Lo primero y más importante, ¿tienes la sensación de que te encantaría vivir varias vidas diferentes? ¿Sueñas despierto acerca de cómo serías si hicieras tal o cual cosa o dónde vivirías o qué estudiarías o….? ¿Te atraen cosas que, en principio, no tienen nada que ver entre ellas? ¿Te cuesta decidir o encontrar tiempo para dedicarle a todo lo que te apetece? Es muy probable que seas multipotencial.

Si has respondido “sí”, en unos días te mostraré la herramienta que te sacará de dudas.

Me encantaría conocer tu historia, ¿te identificas? ¿Tú también te has sentido, en ocasiones, como un verso suelto? ¿Te cuesta decidirte por una sola cosa para el resto de tu vida? Soy toda oídos.


{"email":"Email incorrecta","url":"URL incorrecta","required":"Falta un campo imprescindible"}

Te puede gustar...

Elementos clave en la Multipotencialidad
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"f8570":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"f8570":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"f8570":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
leer más
Tipos de multipotencialidad
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"f8570":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"f8570":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"f8570":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
leer más
__CONFIG_group_edit__{}__CONFIG_group_edit__
__CONFIG_local_colors__{"colors":{"efbb8":"Royal Blue","94943":"Picton Blue","6ffe5":"Anakiwa","8f6ba":"Picton Blue","33ee3":"Deep Cove","796c6":"Nevada"},"gradients":{}}__CONFIG_local_colors__

¿ERES MULTIPOTENCIAL?

Descúbrelo ahora con el test gratuito y recibe tu informe personalizado, puede ser la respuesta a muchas de las preguntas que te estás formulando.

__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"f8570":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"f8570":{"val":"var(--tcb-color-7)"}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"f8570":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
HAZ AHORA EL TEST