Navegación principal

Qué tener en cuenta antes de un lanzamiento

09 noviembre 2017

Qué tener en cuenta antes de un lanzamiento

09 noviembre 2017

Qué tener en cuenta antes de un lanzamiento

A estas alturas seguro que ya sabes que la semana pasada cerré el lanzamiento de mi nuevo programa llamado “El club del podcast”.

Todo lanzamiento conlleva un estrés importante y, normalmente, se hacen cosas fuera de lo habitual. Además, si eres de espíritu aventurero como una servidora, te arriesgas a probar cosas nuevas. Y unas veces aciertas y otras fallas estrepitosamente. Pero de eso se aprende.

Estoy decidida a compartir contigo lo bueno y lo malo por si te puede servir. Y quiero comenzar por algo que creo que ha funcionado fenomenal. Y fue anterior al lanzamiento.

Presupuesto en publicidad

Esta vez estaba segura de invertir un pequeño presupuesto en anuncios de Facebook. No tanto como para dejar de comer pero sí suficiente para sentirme “incómoda”.

Para ello diseñé dos anuncios diferentes con buenas fotos y un texto currado invitando a la gente a asistir a un taller online gratuito. Decidí que el 40% de ese presupuesto publicitario iría íntegro a enseñarle ese anuncio a gente que ya me conocía. Es decir que habían visitado mi web, estaban en mi lista de correo, les gustaba la página de Facebook,…

Si prefieres escucharme puedes hacerlo desde el reproductor que está justo debajo o suscribiéndote de forma gratuita a “Cómo comenzar a vender online” a través de iTunes.

El 60% restante iría para aquellos a los que les resultaba una extraña. Nunca habían pisado mi web, no estaban suscritos a mis noticias ni se habían pasado por mi perfil de Facebook.

Hasta aquí nada extraño.

Pero antes de un lanzamiento…

Pero la idea genial fue que, antes siquiera de empezar a enseñar el anuncio, realicé dos directos en Facebook en los que hablaba sobre negocio online, la importancia de aumentar tu visibilidad y de posicionarte de la manera correcta.

Invertí 15€ en promocionar el primero y 20€ en el segundo. Sin un fin especial. Sin pedir que nadie entrará a ninguna web ni que se tomara ninguna acción. Justo lo que todos los gurús de Facebook te dicen que evites.

Mi única intención era que a la gente le sonara mi cara. Que me conocieran. Que me oyeran hablar.

El resultado fue un montón de likes nuevos, comentarios y, lo más importante, que por cada euro gastado 250 personas vieran el vídeo. Si haces el cálculo verás que eso da un total de 8750 personas.

Gente que automáticamente pasó a formar parte de esos que ya me conocían.

El resultado final de la campaña “grande” fue que cada uno de los que se apuntaron al taller que pertenecían al grupo que nunca había oido hablar de mí me costó de media 2,49€. Mientras que los pertenecientes al otro grupo me costaron de media 1,50€.

Conclusiones

¿Conclusión? Que gracias a los 35€ iniciales fui capaz de añadir mucha más gente al grupo barato lo que acabó significando al final un mayor beneficio total.

La lección aprendida de todo esto es que el prelanzamiento es igual o más importante que el mismo lanzamiento.

Además de confirmar una certeza. El mantener una relación lo más estrecha posible con tu potencial cliente de forma continua sin esperar nada a cambio va a repercutir siempre para bien en cualquier acción posterior.

Yo ya tengo un nuevo propósito. Voy a hacerme todavía más presente.

Interacciones del lector

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta suscripción es SÓLO para los comentarios, NO guardaremos ni enviaremos información a este email si no te has suscrito por otra vía

Yo recomiendo y trabajo con Genesis

StudioPress Premium WordPress Themes

Esta web está alojada con Siteground

Web Hosting